Samsung hace Trampas en los benchmark del Note 3

Como ya se está convirtiendo en una costumbre, Samsung no ha quedado satisfecho con hacer trampas en los benchmarks de su Galaxy S4, y ha vuelto ha repetir la jugada. Esta vez con su nuevo y aclamado phablet, el Samsung Galaxy Note 3.

note 3

Antes de entrar en polémicas, me gustaría “recordaros” que es el benchmark.

La palabra benchmark es un anglicismo traducible al español como comparativa.

El benchmark es una técnica utilizada para medir el rendimiento de un componente o sistema.

Con frecuencia, estos test son utilizados en el mundo de la telefonía, para crear una idea aproximada del comportamiento de un dispositivo.

Dicho esto, retomemos el hilo del artículo.

Como muchos de vosotros sabréis, el Note 3, lleva en su interior el mismo procesador que el LG G2. Un Snapdragon 800 a una velocidad de 2,3Ghz. Pero la puntuación de la CPU del terminal de Samsung, es bastante descarada comparándola con la del nuevo G2.

De tal modo, que cuando se abre una aplicación sencilla, el procesador hace funcionar un solo núcleo a una velocidad de 300MHz. En cambio, cuando se ejecuta una aplicación que mida el rendimiento, el Note 3, activa los 4 núcleos a una velocidad de  2.3GHz, es decir la velocidad máxima del procesador. ”Aumentando” la productividad de la CPU un 20%. Y en ocasiones, hasta un 50%.

Aquí es donde está la trampa. Porque no aumenta el rendimiento por igual en todas las aplicaciones. Tan solo en aquellas que puedan realizar un test de evaluación del dispositivo. Los Benchmark. Como por ejemplo, entre otros: Geekbench, Quadrant, Antutu, Linpack, GFXBench y de más.

¿Cómo han desenmascarado esto?

De eso se han encargado los chicos de ArsTechnica. que mientras realizaban un review del terminal, se dieron cuenta de que algo no encajaba tras realizar los benchmark.

Seguidamente, localizaron los archivos que lograban “engañar” a estas aplicaciones de rendimiento, y lograron modificar uno de ellos. Pudiendo obtener las estadísticas reales del Samsung Galaxy Note 3.(la segunda puntuación es la correcta).

Teniendo las cartas sobre la mesa, es lógico preguntarnos ¿cuántos test de rendimiento habrá modificado Samsung para engañar a su público?

Quizás algún día salga a la luz. Espero que Samsung no vuelva a “limpiar” su nombre de esta forma.

Sin valoraciones

¿Qué te ha parecido esta entrada?

Deja un comentario