iPhone 5S y iPhone 5C. Análisis